miércoles, 17 de diciembre de 2014

VALENTINA


jueves, 4 de diciembre de 2014

BLANCANIEVES.... porque las princesas también crecen

Hace una semana mi sobrina cumplió 13 años. Es la mayor de mis seis sobrinos y por tanto, la mayor de mis princesas. Aún recuerdo el día en que nació. Mi hermana María José y yo estábamos estudiando en Sevilla y por la mañana muy temprano, antes de irnos a clase, nos llamaron para decirnos que el primero de nuestros amores ya había llegado!!! Al llegar a la sala de estudio de la escuela de arquitectura lo primero que hice fue contárselo a mis grandes amigas Pilar y Bea. Ese mismo fin de semana mi hermana y yo pusimos rumbo a Valdepeñas dispuestas a conocer a ese bebé de ojos azules tan precioso que cambiaría la vida de todos. 

Desde ese momento nuestra sobrina se convirtió en nuestra tercera gemela!! Cómplice y colaboradora activa en todo lo que sus titas Yoli y Mari inventan, fue un gran apoyo para mi hermana cuando volvió a casa tras acabar la carrera y yo continué en Sevilla estudiando.


En fin, ¿qué haríamos nosotras sin nuestra sobri? Se nos hace grande, pero aunque crezca y crezca y a veces se vuelva un poco quisquillosa (cosas de la edad) siempre será nuestra pequeña gran PRINCESA.

El año pasado no tuve tiempo de preparar ninguna tarta para su fiesta de cumpleaños. Como la mayoría de los que me conocéis sabéis, no suelo hacer tartas salvo para los cumples de mis sobrinos y en alguna ocasión para el de mis hermanas y padres, pero poco más. La repostería me gusta pero para dedicarme a ella de forma tranquila y relajada sin el estrés de tener que entregar varias tartas a la semana. Lo que a mí me apasiona es el modelado, y a eso sí que le dedico un millón de horas, jeje! Sin embargo, imagino que al igual que todos los que me leéis, para los cumples de mis enanos echo las horas que hagan falta porque la tarta no sólo tiene que ser bonita y contar con todas las figuras que me piden, sino que encima tengo que intentar que esté buena...Oh, my god!!

Como decía, este año le dije a mi sobrina que prepararía su tarta. Me dio total libertad para decidir el tema y el diseño así que me puse manos a la obra a dar forma a una idea que me rondaba en la cabeza. Con sus trece añazos recién cumplidos a ella eso de las princesas ya no le va mucho pero, sin embargo, siempre será nuestra princesa y es que...... LAS PRINCESAS TAMBIÉN CRECEN




Y eso es lo que representa esta versión de Blancanieves. Por supuesto, no podía evitar darle ese toque pin up y sexy que suele caracterizar a mis modelados porque el tema de las princesas disney a mí sí que me gusta pero claro, versionándolos un poco, jeje. Para acabar de ilustrar a mi Blancanieves del siglo XXI decidí rellenar el contorno de la tarta con dibujos que ilustran su vida cotidiana (Blanca haciéndose un selfie, Blanca estudiando, Blanca escuchando música, Blanca enamorada, etc)


En lo que a la tarta se refiere no me compliqué mucho y preparé un bizcocho de chocolate (del libro "La Biblia de los Pasteles") bañado con almíbar de vainilla. Como relleno utilicé nata montada con pasta de manzana verde de Home Chef (tratándose de Blancanieves no podía escoger otro sabor!), cuya acidez combina muy bien con el dulce del bizcocho de chocolate. Cobertura de ganache de chocolate negro y fondant.

Por su parte, mi hermana gemela hizo un hueco en su apretada agenda de pacientes y bebés y robándole horas al sueño preparó unas preciosas y deliciosas galletas acordes a la temática: la manzana, la casita de los enanitos, el espejo, etc,....) Todas ellas elaboradas con glasa.



Y ahora sí, espero que mi Blancanieves os guste tanto como a nuestra princesa particular:



















.:。✿*゚‘゚・✿.。.:* *.:。✿*゚’゚・✿.。.:


Mis dos princesas

Con sus súper galletas!!!!


¡Felicidades, princesa! ¡Te queremos!!!!

martes, 2 de diciembre de 2014

PENÉLOPE

CONEJITA PLAYBOY